domingo, 5 de marzo de 2017

Hasta pronto

Me ha tocado tomar la decisión más difícil de mi vida, echarte de ella. No ha sido nada sencillo y he llorado cómo nadie. Eres mi casualidad favorita, y no me imagino siguiendo un camino sin ti. Pero no puedo seguir arrastrando a nadie, empleando todo mi esfuerzo en tirar de ti. Ahora me toca caminar libre, debemos llegar senderos separados que nos permitan avanzar a diferentes ritmos, y quién sabe, tal vez un día esos caminos se lleguen a juntar, ojalá.
Te voy a echar de menos más de lo que jamás lo haya hecho antes, cada segundo, a cada paso. 
Quiero que tu libertad te permita avanzar, que te esfuerces en buscarte, y eso debes hacerlo en soledad, para así conseguir encontrarte a ti mismo, y no encontrar solamente a quien serías conmigo. Sé que lo vas a lograr, así que lucha con todas tus fuerzas.
Te quiero más de lo que jamás llegues a imaginar. Eres único, especial. Eres más de lo que nunca esperé encontrar. Pero te estás hundiendo en un mar profundo, y no me siento capaz de rescatarte. Soy más débil de lo que mereces.
Espero que como Ave Fénix resurjas de tus cenizas y vengas volando hasta mi, porque te estaré esperando.

Siempre tuya, Sara.

jueves, 26 de enero de 2017

ELLA

Ella me ha hecho comprender que la juventud es eterna, que puedes llegar a cualquier lugar con la bondad por delante. Que la dulzura debe irradiar por todos los poros de tu ser, y que no hay nada más hermoso que una sonrisa.
Me ha mostrado la importancia de perdonar, y sobre todo lo absurdo de la palabra odio. Me ha enseñado a vivir, y a equivocarme por mi misma. Me ha dejado crecer, y me ha dado su apoyo en cada momento. Me ha hecho ver mi lado más bueno, y quitarme la idea de que podía tener uno algo malo.
Gracias a ella he aprendido a querer y comprender a los demás. La felicidad que se recibe con la generosidad. Y que es más bonito dar que recibir.
Me ha hecho comprender que en época de bonanza no hay que tener escesos, para no malacostumbrarse, y así he aprendido a adaptarme a cualquier situación.
Apesar de que yo pueda ser algo pesada, ella nunca se cansa de escucharme. Y siempre está ahí para darme consejos.
Ha dedicado cada instante de sus días a cuidarnos y querernos, a sacarnos adelante y darnos absolutamente todo lo que estuviese en sus manos. Poniendo nuestra felicidad por encima de la suya propia.

 FELICIDADES MAMÁ


Si algo tengo claro es que...si no fuese por ella, yo no sería quien soy.